Skip to content

HIPERSUDORACIÓN Y TRATAMIENTO CON TOXINA BOTULÍNICA

mayo 20, 2013

 

Image

La hiperhidrosis es una enfermedad caracterizada por la excesiva producción de sudor en varias zonas del cuerpo de forma crónica, condicionando las relaciones personales y las actividades sociales. 

Se trata de un problema producido por un fallo del Sistema Nervioso Simpático (parte del Sistema Nervioso Autónomo) que provoca que el cuerpo produzca más sudor del que necesita para regular la temperatura corporal.

 

La ansiedad que les supone a estos pacientes el saber que al poco de vestirse van a tener un cerco en la camisa por el exceso de sudor les produce un estrés emocional, dificultando en ocasiones la vida laboral, personal y social, que aún les hace sudar más.

Puede afectar a distintas zonas del cuerpo pero las más frecuentes y molestas son axilas, manos y pies.

Existen varios tratamientos para este problema, desde los productos antitranspirantes hasta la cirugía. Pero uno de los tratamientos con más éxito por su efectividad y su fácil aplicación es la inyección de Toxina Botulínica.

¿Cómo actúa la Toxina Botulínica en las glándulas sudoríparas y por qué?

Evitando la exocitosis de acetilcolina, la toxina botulínica produce un efecto inhibitorio en las células ecrinas secretoras, que están inervadas por neuronas simpáticas pero colinérgicas, y reduce la producción de sudor.

 

¿En qué consiste el tratamiento?

Una vez delimitamos el área hiperhidrótica, inyectamos intradérmicamente 50 unidades por axila de toxina botulinica. La dosis se divide en puntos espaciados aproximadamente 2 centímetros La inyección en la axila es bien tolerada sin anestesia.

 ¿Cuánto dura el efecto?

Las axilas son las áreas que mejor responden al tratamiento con toxina botulínica, consiguiendo un efecto que dura entre 6 y 12 meses, habitualmente alrededor de 9 ó 10 meses..

 ¿Tiene efectos secundarios?

Por las inyecciones de toxina botulínica en el tratamiento de la hiperhidrosis, los posibles efectos secundarios son el dolor a la punción y el riesgo de infección de algún punto de inyección. Precauciones mínimas, como la desinfección con alcohol tres o cuatro veces en los dos días siguientes, serán suficientes.

¿Puedo hacer vida normal tras su aplicación?

Si, inmediatamente después de las inyecciones puedes hacer cualquier actividad sin riesgo.

Lo importante en estos tratamientos es ponerse en manos de profesionales, para que el efecto del tratamiento sea el deseado.

 

REJUVENECIMIENTO FACIAL CON IPL

mayo 15, 2013

 

 

rejuvenecimientofacialipl-01

El fotorejuvenecimiento mediante la aplicación de la Luz Pulsada Intensa (IPL) es uno de los más modernos tratamientos para recuperar la belleza natural de la piel, de forma rápida, indolora y sin período de recuperación. Con la aplicación de pulsos de luz se mejora eficazmente los signos visibles del envejecimiento cutáneo y no solo borra las arrugas sino que mejora la textura de la piel y devuelve al rostro su luminosidad. Es uno de los tratamientos dermocosméticos que mas aceptación está teniendo entre el público de todo el mundo.

¿Qué ventajas tiene la Luz Pulsada médica?

Es un método muy eficaz y no invasivo para tratar la piel. La piel de la zona mejora notablemente su aspecto. Es de aplicación fácil, rápida y fiable. No requiere baja, la recuperación es inmediata. Los resultados se logran en pocas sesiones. Tratamiento de varias áreas en pocos minutos. Puede aplicarse en zonas como el cuello y escote. Aplicable a todos los tipos de piel. No requiere ningún tipo de anestesia.

Preguntas más frecuentes:

¿Qué tecnología se emplea en este tratamiento?  

Se aplica delicadamente sobre la piel, una luz especial, no abrasiva, altamente controlada y programada de acuerdo a las características de cada paciente.

¿Cómo actúa la luz para conseguir sus efectos?

La luz sobre la piel, estimula la formación de colágeno y elastina.

¿A quién va dirigido este tratamiento?

Para aquellas personas con pieles que presentan daños solares o lesiones pigmentarias y pieles maduras desgastadas. Es el tratamiento ideal, para todos los que no son candidatos a una cirugía y quieren mantener durante más tiempo una piel joven y cuidada.

¿Para que sirve el IPL?

Sirve para tratar la presencia en la piel de manchas y pigmentaciones, cuperosis y pequeñas venitas y capilares, enrojecimientos, pequeñas arrugas y laxitud, poros dilatados y secuelas de la acción solar.

¿Qué se consigue con el IPL?

Le proporciona a la piel un aspecto más sano y juvenil, aportando tono y luminosidad.

 

 

¿En qué consiste el tratamiento del IPL?

El tratamiento se realiza por sesiones, con un intervalo de 4 a 8 semanas. Se necesitan de 4 a 8 sesiones para conseguir los resultados. Luego se pasa a la etapa de mantenimiento, con 1 o 2 sesiones al año.

¿Después de la sesión, puedo continuar con mis actividades?

Sí, inmediatamente después de la sesión, puede regresar a sus tareas o actividades habituales.

¿Qué zonas pueden tratarse con el IPL?

Cara, cuello, escote y dorso de las manos.

¿Es dolorosa?, ¿Qué se siente durante el tratamiento?

Cada pulso o emisión de luz, se percibe como un leve picotazo o pellizco. No es necesario anestesia local y la mayoría de la gente tolera bien el tratamiento

¿Tiene efectos secundarios? 

Es raro que existan efectos secundarios. Normalmente puede aparecer algún enrojecimiento ligero o hinchazón local en la zona de tratamiento, que desaparece rápidamente. Ocasionalmente la piel se puede oscurecer o aclararse después del tratamiento, pero recupera la normalidad en pocas semanas. Es importante limitar la exposición al sol antes y después del tratamiento, como le indicarán en la clínica, para evitar este tipo de complicaciones.

¿Existen contraindicaciones al tratamiento?

Existen algunas contraindicaciones, como la existencia de algunas enfermedades o el tratamiento con ciertos fármacos, que serán evaluados en  la Clínica.

Recomendaciones antes de la sesión:

Evitar exponerse al sol o broncearse con ultravioletas, como mínimo dos semanas antes de la sesión. Comunicar en caso de alguna indisposición. Suspender la aplicación de cremas que contengan ácido retinoico.

Recomendaciones después de la sesión:

Utilizar filtros solares. No exponerse al sol hasta que le sea permitido. Aplicarse las cremas que le indiquemos después de la sesión.

Dietas, dietas, dietas…

enero 11, 2012

¿Quién no ha hecho una dieta? ¿Quién no conoce a alguien que haya hecho una dieta maravillosa y que ahora esté divina? Probablemente todos, pero, ¿quién sabe a ciencia cierta qué es una dieta? Probablemente, poca gente.

Pues bien, empezaré por ahí. ¿Qué es una dieta? Siendo puristas una dieta se podría definir como “la cantidad de alimentos que han de aportarse diariamente para conseguir un estado nutricional óptimo, asegurando una buena salud individual”. De dicha definición se introducen dos nuevos conceptos : “alimentación” y “nutrición” , considerándose la alimentación como la forma y manera de proporcionar al organismo los materiales que le son imprescindibles para ejercer todas sus funciones , y nutrición como el conjunto de procesos encargados de recibir, transformar y utilizar las sustancias químicas contenidas en los alimentos, necesarias para mantener la vida.

Visto esto, se pone de manifiesto la importancia de la dieta: imprescindible para el crecimiento y el desarrollo físico, la reproducción y la vida sin enfermedad.

Parece una cosa seria, ¿verdad? Pues así es. Realizar una dieta no debe tomarse a la ligera y mucho menos realizarse de cualquier manera.  Para empezar,  la dieta debe ser prescrita por un profesional (médico o nutricionista) que después de una historia clínica adecuada, y una valoración individual, habrá de ser quien determine los requerimientos de esa persona con arreglo a sus características personales y actividad física. La dieta deberá ser controlada en el tiempo y habrán de valorarse los cambios que va generando en el individuo.

Dado el carácter tan particular de la introducción de una dieta, se deduce que no todas las dietas son idóneas para todos los individuos, pues las características propias de cada uno hacen que una dieta prescrita a un paciente,  pueda no ser adecuada para otro.

Si en algún momento determinado de nuestra vida, por salud o por motivos estéticos, necesitamos de la realización de una dieta, la actitud correcta es ponernos en manos de un profesional que nos indicará las medidas más adecuadas para nuestras necesidades y realizará un seguimiento adecuado de nuestra evolución hasta la resolución de nuestro caso. De este modo, desechar los “cantos de siena” provenientes de las dietas milagro que prometen resultados magníficos en breve periodo de tiempo, pero que se alejan de los objetivos de los que antes hablamos : alimentación y nutrición.

Dr. Vicente Villena Masegosa

Celulitis, es posible combatirla

septiembre 28, 2011

Pasa el verano, llega el otoño, después el invierno… En este período no debemos dejar de cuidarnos. Llega el pantalón largo, las medias tupidas, las botas altas. En las estaciones de más frío no todo se ve, pero si no nos cuidamos, llegará el verano y querremos estar contentas con nosotras mismas y con todo lo que sí se verá entonces.
Los cuidados que tomemos ahora se proyectarán después. Y no sólo hablamos de belleza sino lo que es más importante: hablamos de salud.
Problemas de circulación, acumulación de grasas, problemas hormonales, el estrés, el sedentarismo, la postura y la herencia, entre otros son las causas más frecuentes de la no deseada celulitis.
Una dieta equilibrada y sana, el consumo mínimo de dos litros de agua diarios y el ejercicio físico paliarán sobremanera los problemas de circulación o la acumulación de grasas.
La celulitis es una alteración notable y visible del tejido celular subcutáneo, esto se refleja en la piel y puede afectar a la mujer tanto física como psicológicamente.
Es durante la adolescencia y con el primer ciclo menstrual, cuando aumentan los estrógenos (hormona femenina), lo que facilita la acumulación de depósitos grasos y la retención de líquidos y con todo ello la aparición de la celulitis. El embarazo y la menopausia también son períodos que producen alteraciones hormonales.
El centro de la diana para la celulitis suele ser el área de los glúteos y las nalgas.
¿Cómo podemos disminuir la celulitis, además de llevar una dieta equilibrada y realizar ejercicio físico frecuente?
Podemos conseguir una importante mejora con un tratamiento de mesoterapia. Mediante este tratamiento, se inyectan sustancias lipolíticas y vetónicas en la zona a tratar. Las primeras destruyen la grasa y las segundas favorecen la circulación
La frecuencia con la que comenzaremos el tratamiento será semanal pudiendo pausarlas después a una frecuencia de cada dos o tres semanas. Tras completar el tratamiento, las sesiones de recuerdo pueden establecerse cada dos o tres meses.

¿Viviremos más de 100 años?

agosto 22, 2011

Vivir eternamente siempre ha sido el sueño de la humanidad. Aunque de momento no podemos conseguirlo, sabemos que cada vez la esperanza de vida de la población es mayor, incluso se estima que en los próximos 40 años la esperanza de vida de los españoles aumentará en 6 años.

Salud, nutrición y ejercicio son claves para tener una vida larga y saludable, pero hay que tener en cuenta la carga genética, que también afecta a la longevidad.

Según un estudio de Cynthia Kenyon, candidata al Premio Nobel, existe un pequeño gusano, el C Elegans, en el que se han experimentado alteraciones genéticas que han permitido alargar su vida. Estos estudios serían aplicables a los humanos, ya que algunas variantes del ADN de esta proteína que activa la longevidad de los C Elegans han sido encontradas en los humanos. El equipo de Kenyon está buscando aislar las moléculas que pueden despertar esta proteína para que en un futuro podamos prolongar nuestras vidas con un fármaco.

Pero la mejor forma de mantener una vida larga es haciendo ejercicio, como nos demuestra la atleta canadiense Olga Kotelko, de 91 años, que a su edad sigue batiendo récords mundiales en su categoría de edad. Según algunos profesionales, a partir de los 75 años es posible mantenerse en forma, aunque es recomendable, después de esta edad, seguir haciendo ejercicio de forma moderada, ya que esto ayuda a la resistencia cardíaca.

Así y todo, de entre todas las investigaciones realizadas, la única que está demostrada que alarga la vida es la restricción calórica. Esto se consigue, en definitiva, con una dieta saludable y haciendo ejercicio.

Qué es la abdominoplastia?

agosto 1, 2011


Entre muchas de las pacientes que acuden a  nuestra consulta existen numerosas dudas y confusiones entre los términos de lipoescultura y abdominoplastia.

La lipoescultura, conocida comúnmente como liposucción,  no es un tratamiento de la obesidad, sino que está destinada a corregir aquellas regiones corporales en las cuales persisten acúmulos grasos habitualmente rebeldes a los regímenes dietéticos, frente a la abdominoplastia, operación con la que eliminamos el exceso de piel y grasa de la pared abdominal y también mejoramos la flaccidez de la musculatura abdominal.

Con la abdominoplastia  conseguimos reducir  el aspecto abombado del abdomen mejorando su aspecto.

Es una operación quirúrgica recomendada  normalmente para pacientes que presenten un descolgamiento abdominal, habitualmente ocasionado por una gran pérdida de peso. Un ejemplo podrían ser las mujeres que han tenido más de un embarazo.

Por eso, y en estos casos, recomendamos esta operación a mujeres que hayan decidido no tener más hijos, ya que un nuevo embarazo  podría producir un nuevos descolgamientos.

Esta intervención se suele realizar con anestesia general,  salvo en algunos casos de pequeñas abdominoplastias  que se puede emplear anestesia local.

Después de la intervención el paciente llevará un vendaje que se sustituirá por una faja especial y un tiempo de recuperación que puede variar en cada caso.

las cicatrices son inevitables las cicatrices alrededor del ombligo y en el abdomen inferior pero irán mejorando con el transcurso del tiempo y desapareciendo, quedando unas marcas muy finas y casi imperceptibles.

La abdominoplastia proporciona resultados excelentes en pacientes cuyos músculos abdominales están debilitados y poseen un exceso de piel y grasa. En la mayoría de los casos los resultados son definitivos, siempre y cuando se acompañe de una dieta equilibrada y ejercicio periódico.

Blefaroplastia, rejuvenece tu mirada

julio 18, 2011


¿Un rostro luminoso y saludable?  Para conseguirlo debemos prestar especial atención a una de sus zonas más frágiles de nuestro rostro: el contorno de los ojos. La piel es, alrededor de los ojos, muy sensible, fina y delicada, por lo que para combatir las imperfecciones que el paso del tiempo, el estrés, la gesticulación y la propia genética generan: ojeras, bolsas, arrugas… se requiere de cuidados específicos y concretos.

El descolgamiento de la piel en los párpados superiores y la aparición de “bolsas” en los inferiores, envejecen de forma extrema nuestro rostro, dándole incluso un aspecto enfermizo y con aspecto de más edad.

La blefaroplastia es la intervención destinada a corregir este problema, y gracias a ella se consiguen magníficos resultados, aportando al rostro un aspecto rejuvenecido y muy descansado.

La mirada es muy importante en la expresión de las personas, habla de nosotros, de nuestra actitud, de nuestro estado de ánimo… Por eso  es tan importante cuidar esta parte de nuestra cuerpo.

Por otra parte  la aplicación de cosméticos adecuados, debemos evitar los excesos e intentar descansar correctamente para mitigar la aparición de bolsas y ojeras.

No hay que olvidar que las agresiones medioambientales y el actual ritmo de vida acentúan también las arrugas de expresión, así como el tabaco.

La intervención suele durar entre una y dos horas. Si se van a realizar los cuatro párpados, generalmente se empieza por los superiores. Las incisiones se colocan en las líneas naturales de los párpados superiores y justo debajo de las pestañas en los inferiores. A través de estas incisiones se corrige el exceso de piel, músculo o grasa. Las incisiones se cierran con suturas muy finas. En otros casos, en pacientes jóvenes en los que sólo hay exceso de grasa, se puede realizar una blefaroplastia transconjuntival de los párpados inferiores; la incisión se coloca en el interior del párpado inferior no dejando cicatriz visible.

A %d blogueros les gusta esto: